Registros Akáshicos




Una consulta de Registros Akáshicos es un encuentro de Almas.
El consultante y el consultor transitan el espacio sagrado en unidad y amor incondicional, al servicio del propósito del Alma del consultante.
Este artículo tiene como fin aclarar algunas dudas frecuentes en relación a las consultas de Registros Akáshicos, sin embargo, cabe destacar que con los Registros Akáshicos no se puede generalizar, con lo cual, puede haber situaciones que sean diferentes a las aquí expresadas.


¿En qué consiste una Consulta de Registros Akáshicos?
Una Consulta de acuerdo a la modalidad de trabajo propuesta por nuestra escuela, constituye un espacio transformador, donde el consultor accede a los Registros Akáshicos del consultante, y vehiculiza energía akáshica de diversas maneras, entre ellas, traduciéndola en información. A través de las preguntas, el cliente va guiando la consulta aún cuando algunas veces pueden aparecer mensajes o información que no se ha preguntado.

¿Puedo contactar con mis guías? ¿Quién responde mis preguntas?
Las consultas de Registros Akáshicos son instancias de traducción energética para obtener la información registrada en el Akasha. Si bien alguna de las preguntas puede ser “¿Hay algún mensaje de mis guías?” , la instancia para contactar con maestros, guías, seres queridos, y otros seres es una Canalizacíón Akáshica más que una consulta de Registros Akáshicos.

¿Cómo acceden a mis Registros Akáshicos?
Nosotros accedemos a los Registros Akáshicos a través del método Akashic Healing ®, mediante simbolos que nos permiten entrar en un estado amplificado de percepción y de consciencia.

¿Al abrir mis Registros Akáshicos, abren mi campo energético?
A través de nuestra modalidad de trabajo, no interferimos en lo más mínimo con el campo energético del consultante. Cuando decimos “abrir los Registros Akáshicos” nos referimos a abrir la conexión consciente con el Registro Akáshico del consultante. Las modificaciones energéticas que una lectura pueda producir no tienen que ver con el consultor, sino con el permiso del consultante a que las bendiciones de la energía akáshica se manifiesten.

¿Cuántas preguntas se puede hacer?
Cada consultor de la Academia Holística trabaja libremente, la sugerencia es que sean 7 preguntas. Esto permite al consultante priorizar qué temas son los más importantes, entre otras cosas.

¿Por qué tengo que llevar preguntas?
Por un lado, aún cuando para hacer una consulta, el consultor necesita del pedido expreso del consultante, el acceder a los Registros Akáshicos implica conectar con un universo infinito. Las preguntas ofician de guía acerca de qué áreas de ese universo se explorarán durante la sesión. Por otro lado, de acuerdo con las leyes del Libre Albedrío, a pesar de ese pedido expreso de acceso arriba mencionado, el consultante a través de las preguntas habilita el acceso a determinados temas. El consultor no puede conectar con información que el consultante quiera conservar en secreto, a menos que el Alma tenga otros planes. La pregunta del consultante es el pase para el consultor que le permite recibir determinada información.

¿Qué ocurre si el consultor me dice que no puede abrir mis registros akáshicos o que no recibe información?
En el método Akashic Healing ® trabajamos preguntando siempre si la consulta es para el mayor bien de todos los involucrados. Si se recibe que no es para el mayor bien, se desistirá de hacer la lectura. Es importante que sepamos que esto es un cuidado respetuoso de los designios de los Registros Akáshicos. Si alguna pregunta no tiene información que no pueda ser verbalizada, esto se debe a que las respuestas también son para el mayor bien de todos los involucrados, y no siempre la información recibida mediante palabras, por lo que es mejor respetar lo que los Registros Akáshicos nos indiquen

¿Por qué puede ser que una consulta prevista no pueda llevarse a cabo?
Cuando decidimos concurrir a una consulta de Registros Akáshicos, estamos aceptando y generando un movimiento de energía fortísimo, que podría explicarse simplificando como la aceptación consciente de que el campo akáshico nos modifique. A veces, la consulta deja de ser necesaria, ya que el movimiento energético que hacia falta, se produce antes del encuentro en sí. Es fundamental no forzar los encuentros. Lo mismo si hay que postergarlos, los Registros Akáshicos se ocupan de que la lectura se produzca en el momento perfecto, así que muchas veces se postergan para el mayor bien de tod*s los involucrados.
En el caso de que el consultor no pueda responder a las preguntas, es importante destacar que esto no merma el quantum de energia akáshica que se produce con el solo hecho de que se abran los Registros Akáshicos del consultante.

¿Se puede grabar la consulta?
La consulta puede grabarse, a veces esta grabación no queda registrada. Es el consultante quien tiene la responsabilidad de registrar las respuestas de la manera que desee.

¿Cada cuanto puedo repetir la consulta de mis Registros Akáshicos?
Mucha gente no necesita más que una consulta de Registros Akáshicos.
La sugerencia es que pasen al menos dos meses entre una consulta y la siguiente, aun cuando puede haber excepciones. Nosotros ofrecemos además, la modalidad de Terapia Akáshica que consiste en un encuadre de un número preestablecido de encuentros para tratar a través de los Registros Akáshicos un determinado tema.

Laura Lagos


Parte de la info de este texto fue extraída de la web de Registros Akáshicos

*****************************************************************************


[i]Si ya tienes hora para tu consulta, te sugiero leer el siguiente archivo

Suscríbete a nuestra Lista de Correos